Los beneficios de guardar tus cosas en depósitos

Los beneficios de guardar tus cosas en depósitos

Los beneficios de guardar tus cosas en depósitos 15 Mar

En un mundo como el de hoy, tenemos que hacerle frente a la falta de espacios. Pero además es imprescindible no olvidar de la organización, para poder encontrar todo lo necesario en el momento adecuado.

Nos resulta una lucha continua mantener los espacios tanto del hogar como de trabajo ordenados cuando estamos tapados de pertenencias. Pero la respuesta está al alcance de la mano: 

guardar tus cosas en depósitos es una opción sencilla que soluciona todos los inconvenientes relacionados con falta de espacio y mejora los tiempos de búsqueda.

Al guardar tus cosas en depósitos, se puede resolver temporalmente un problema de espacios hasta que se le consiga otro espacio más adecuado dónde ponerlo.

En caso de mudanzas, ocurre a veces que los tiempos son muy recortados y es necesario liberar un hogar en una fecha determinada cuando aún estamos terminando de retocar el nuevo lugar. Es imposible pedir prestado espacio suficiente para guardar todos los muebles de una casa, pero al guardar tus cosas en depósitos, podés estar tranquilo de que todo va a estar bien cuidado y seguro.

Dentro de los beneficios de este servicio, se debe destacar uno muy importante: el personal se encarga del traslado y almacenamiento de las cosas. Quien contrata el servicio únicamente tendrá que embalar objetos frágiles para garantizar su integridad. Y estar seguro de que el objeto estará en las mismas condiciones al momento que se retire del depósito. 

Porque al guardar tus cosas en depósitos de almacenamiento se reducen los riesgos de desgaste y rotura de los objetos. 

Los depósitos están libres de humedad y no tienen luz solar que pueda dañar las pertenencias.

Si hablamos de oficinas, solemos guardar archivos y papelerío innecesario mezclado con papeles importantes de uso inmediato y al momento de buscar lo necesario, se tarda el doble. De acuerdo a un informe mundial, un individuo promedio emplea un año entero de su vida buscando elementos extraviados o perdidos y un oficinista ocupa en promedio una hora y media al día (algo más de seis semanas al año) buscando cosas. Por ser humanos, tenemos la tendencia de archivar objetos, y papeles tanto útiles como no, sin estar organizados por lo que luego, esta desorganización es lo que nos mantiene siempre como esclavos de la búsqueda interminable de algo necesario. Dicha búsqueda es cansadora, reduce el tiempo de trabajo y disminuye la productividad del empleado.

Para elevar la productividad de los empleados al máximo, se recomienda archivar aquello que no sea esencial al día día y guardar en depósitos para darle lugar a la organización dentro del espacio de trabajo y así contribuir a un mejor rendimiento del personal.

En Pons e Hijos te ofrecemos la posibilidad de guardar tus pertenencias de todo tamaño en depósitos por el tiempo que sea necesario hasta que dispongas del espacio requerido para volver a poner las cosas en su lugar. Realizamos el traslado de los objetos, siempre teniendo en cuenta la importancia de cuidar todos los bienes de nuestros clientes.